152 años de historia

Emilio Lavaud, joven francés, llegó a Chile mediados del siglo XIX para trabajar como agricultor en el sur del país.

Vino acompañado de su esposa y de su pequeño hijo de mismo nombre. Lamentablemente, al poco tiempo de llegar, contrajo una bronconeumonía que le causó la muerte. 

Su joven viuda y pequeño hijo, bajo la protección del Consulado de Francia, fueron trasladados a Santiago  frente a la Plaza Yungay, barrio donde funcionaba desde 1868 una barbería fundada por el inmigrante francés Victorino Tauzán. 

La barbería, bautizada como Peluquería Francesa, atendía al personal del Consulado y a los vecinos del barrio. Fue en ese contexto donde la viuda Lavaud y el joven barbero Tauzán se conocen y enamoran.  

El Barrio Yungay paulatinamente se fue configurando como el primer barrio republicano de Chile y la presencia de una barbería de origen francés le otorgó un sello característico.

A la muerte de Tauzán, Emilio Lavaud hijo se hizo cargo de la barbería conservando el sello que le caracteriza: una barbería y salón de peluquería a la usanza europea.

A fines de la década del 80 don Emilio Lavaud, ya de avanzada edad, deja la administración, pero ninguno de sus hijos estuvo interesado. Manuel Cerda, barbero, continúa con el legado.

Don Manuel Cerda, ya con avanzada edad, traspasa la administración a Cristian Lavaud Oyarzún, nieto de Emilio Lavaud hijo, quien junto a su familia dan vida a la cuarta generación de Peluquería Francesa.